lunes, 11 de octubre de 2010

Mis amigos el Imazalil y el thiabendazol

Ayer fui a hacerme un zumo de limón (ya sabéis, limón, agua y azúcar). Saqué varios limones y me fijé en la etiqueta de la malla. En este caso los limones son de España, comprados en carrefour. Pero, abajo en letra pequeña observé: "tratado con imazalil y thiabendazol.  Me sonaba fatal, incluso a insulto, así que me dispuse a buscar sobre estos "ingredientes", ya que, no es por nada, pero conozco varios limoneros que no necesitan ayuda de químicos para dar limones mucho mejores que los de la malla. Cuando sea mayor quiero un jardín con un limonero.





A lo que iba. Comenzamos con el Imazalil. Es un fungicida, usado para evitar la podredumbre por ejemplo. Pero buscando los efectos por ingestión encontré que no es muy benigno que digamos, causa náuseas entre otros, y teniendo en cuenta que estos limones han sido fumigados con Imazalil, me daría poca confianza empezar a notar efectos secundarios... En este link encontramos una pequeña investigación hecha por un internauta al que le pasó algo parecido a mi, solo que con una malla de naranjas. Esta claro que muchas veces es necesario tratar los cítricos con insecticidas y productos químicos varios, pero pienso que a la larga, pueden ser malos para la saludo.

Vayamos ahora por el Thiabendazol. Parece ser que es otro fungicida post-cosecha. Usado contra la podredumbre y las lombrices, en grandes cantidades puede generar efectos adversos como debilidad, fiebre y escalofríos entre otros. No estoy segura sobre los efectos a la hora de la ingestión de frutos fumigados con este producto, pero imagino que si nos piden 5 piezas de fruta al día, y pongamos que 4 de ellas las tratan con este producto, no debe ser bueno tampoco para la salud.

Siempre se nos ha dicho que hay que lavar bien la fruta antes de consumirla, pero esa fruta ha estado horas antes fumigada, y puede haber absorbido parte de estos fungicidas. (Y ya no digamos el fertilizante que usaron mientras la planta crecía.).

Yo he podido probar frutas cogidas directamente de un árbol sin ningún tipo de tratamiento o fertilizante químico, y hay muchísima diferencia entre el sabor de esta y de una fruta comprada en un supermercado. Ahí las vemos brillantes, lustrosas... casi como plástico, pero realmente nos estamos comiendo un cacho de producto químico.

Me gusta demasiado la fruta como para dejar de tomarla por estas cosas, y hasta que no tenga mi propio limonero, tendré que seguir comprando fruta tratada con tantos productos químicos que ni una choni soportaría en su cara.

2 comentarios :

  1. Pues hija, en Japón no sé que fruta comerías, que vale un huevo...O eso, o te dejabas el dinero en fruta :P

    ResponderEliminar
  2. me dejaba el dinero en fruta xD
    lo compraba todo baratito y luego en la fruta ya me explayaba mas. buscaba las ofertas (como por ejemplo 4 manzanas a 200 yenes o cosas asi) y así tiraba xD
    por ejemplo los pepinos estan mas baratos, asi que compraba muchos. y la lechuga tambien la vi "barata" para lo que es Japon, es cuestion de hacer un "estudio de mercado personal" xDD

    ResponderEliminar