jueves, 16 de septiembre de 2010

Mujeres exageradas


Seguro que en algún momento os habéis fijado en lo exageradas que pueden llegar a ser las mujeres. Y digo las mujeres, porque personalmente no he observado este comportamiento en hombres.
La mayoría (no todas) tienden a exagerar tamaño, incidencia, forma, acción, hechos etc.




Por ejemplo: Una vez, llamó la cartera al timbre, y me dio varias cartas. Como estaba esperando un paquete (un disco) le pregunté por él. Y me dijo que lo había dejado en correos porque era demasiado grande (movió las manos como abarcando el tamaño de un teclado de pc por ejemplo). Aunque solo esperaba un disco, había un sorteo entre los compradores del disco el día del lanzamiento, y pensé que me había tocado el premio gordo. Ilusionada, fui a correos a la media hora (no suelo ir a un sitio tan lejos andando, pero la ilusión me podía). Pero cuando llegué allí, pedí mi caja, y solo era una caja tamaño CD... tal cual, nada más. La desilusión hizo que por poco buscara a la cartera para hacer que se comiera la caja, pero como soy buena persona, el pensamiento no pasó a hechos.

Otro ejemplo muy claro y que seguro que muchos de vosotros habréis vivido en algún momento (sobretodo en la adolescencia) es cuando os vais de paseo, se os va de las manos y se os pasa la hora de llegar a casa que os habían impuesto los padres. Miráis el teléfono móvil y ... 20 perdidas. 1 de vuestro padre y 19 de vuestra madre. Asustados, llamáis a vuestra madre sin saber si había pasado algo malo, si estaba enfadada... y os grita, y os dice que pensaba que había pasado algo, y en los malos casos, se ponen a llorar. Para ellas, "pensaba que había pasado algo" es igual a "pensar que has tenido un accidente, que te han atropellado, raptado o que te habías muerto", cuando tal vez solamente estabas sentado en casa de un amigo jugando a la Play.


En la época cuando la gente no tenía móviles, las madres llamaban a todos vuestros amigos y madres de amigos.

Otro caso de exageración es cuando una mujer se cruza con un insecto. El insecto, si le da miedo, SIEMPRE tendrá 5 o más veces su tamaño real, de ahí que un ratoncito se convierta en una super rata, o que una cucaracha se convierta en un rinoceronte enano.

Al igual que una mancha en una camisa será un manchurrón irremediable. Un agujerito en una colcha será una raja en la tela, una mota de polvo será un nido de una civilización entera de ácaros, un chico normal no es feo sino feísimo si es el novio de otra, etc.

Esta no es una entrada para criticar a las mujeres, simplemente son hechos que resumo y detallo, muchos hechos que se han repetido y ya no son coincidencia, sino verdad. Podemos concluir que las mujeres tienen una visión peculiar del mundo que les rodea.

2 comentarios :

  1. Hombre, los andaluces también somos muy exagerados en general...Y me ha molado un montón tu frase "de ahí que una cucaracha se convierta en un rinoceronte enano" XD

    ResponderEliminar
  2. entonces no me imagino a las mujeres andaluzas... una cucaracha se convertiría en un diplodocus! xD

    ResponderEliminar