viernes, 22 de agosto de 2014

Cómo arreglar la braguita de un bikini que nos viene pequeño

Yo no era de llevar bikinis, de hecho hasta hace unos años, no pisaba piscinas o playas. Pero hace tanta calor que, ¿por qué no?
Así que me compré un bikini  hace unos 3 años, me venía perfecto cuando lo compre, pero , oh ilusa de mi, el cuerpo oscila como yo-yo, y un año estás más delgada y el otro más hinchada. Y como las chicas somos de acumular los excesos en la cadera, el bikini es de lo primero que se nota. Nos queda mal, nos aprieta.

Como era nuevito el bikini, y la parte de arriba me seguía quedando bien, pensé en arreglarme la parte de abajo yo misma (no quería gastarme el dinero vamos). No soy una gran sastre, de hecho la máquina de coser y yo no congeniamos, pero puntadas si se hacer! así que esto fue lo que hice:

Tenía esta braguita de bikini, simple.


Mi idea era agrandarle el contorno de una manera fácil para mis habilidades con la aguja, así que corté ambos lados, quedándome algo así.




Ahora la idea era hacer una especie de cilindro en cada borde cortado, para pasar una cinta, cordón, o lo que encontrase por casa.



Debe de quedar algo así.



Yo utilicé un cordón negro, pero queda bien una cinta de raso, gomas o cordones hechos por nosotras mismas con macramé o kumihimo.
Para pasarlo por la abertura tan estrecha me ayudé de una horquilla.










Pasé de esta forma el cordón para que quedase como véis en la foto.



De esta manera puedo anudar el bikini con la presión que desee, más o menos flojo, adaptándose a la forma de mi cadera.


Hice la prueba, un día entero en piscina, y no se mueve ni se cae ni se descose!!!

Este fue el resultado final, le añadí un par de cuentas a juego con el color del bikini!

Todo un éxito! Espero que esto os sirva alguna vez!








No hay comentarios:

Publicar un comentario